• No somos liberales que abrazan la cultura sin discernimiento y comprometen los distintivos del Evangelio, sino cristianos que creen que las verdades de la Biblia son eternas y por lo tanto apropiado para todo momento, lugar y persona.
  • No somos fundamentalistas que se retiran de la participación cultural y la transformación, sino misioneros fieles tanto al contenido de la Escritura y el contexto del ministerio.
  • No somos aislacionistas sino buscamos asociarnos con los cristianos de ideas afines para la edificación del Reino de Dios.
  • No somos igualitarios sino complementarios, creemos que Dios creo a ambos, hombre y mujer a Su imagen y semejanza pero con roles distintos, por lo tanto los hombres deben dirigir sus hogares y los ancianos / pastores masculinos deben conducir sus iglesias con amor masculino como Jesucristo.
  • No somos relativistas religiosos, creemos que la Verdad es una y absoluta, creemos que no hay salvación fuera de la fe en Jesucristo. Con gusto aceptamos las Escrituras como nuestra autoridad más alta sobre cosas tales como la cultura, la experiencia, la filosofía y otras formas de revelación.
  • No somos moralistas que tratan de ayudar a las personas vivir una buena vida, en su lugar somos evangelistas trabajando para que las personas se conviertan en nuevas criaturas en Cristo.
  • No somos polémicos creyendo que nuestra tarea es combatir toda enseñanza falsa, pero somos apasionados en la preservación de la integridad del Evangelio de Jesucristo y batallamos intencionalmente contra toda idea, filosofía o doctrina que vaya en contra del mismo.

Buscas la última prédica. ¡Escúchala hoy!

Haz click aquí