bannerslides-respuestasapreguntaspreguntas-cintillo

¿Cómo saber si es el hombre o mujer de mi vida?

Para comenzar a responder esta pregunta quisiera primero desmitificar el tema de la media naranja. Todos hemos oído decir y aun hemos creído que en el mundo tenemos una sola media naranja. Solo una persona, en todo el mundo, que puede llenarnos como pareja. Esto es FALSO. La Biblia no menciona, en ningún lugar, este concepto. Creemos que aunque al final de cuentas nos quedamos con solo una, hay varias personas que pudieran llenarnos de esa manera. Al final de cuentas, el amar a alguien es una decisión y el permanecer con alguien es algo en lo que debemos trabajar constantemente, buscando el beneficio de mi pareja antes que el propio.


Ahora bien, el hecho de que haya varias personas que puedan llenarnos no implica que estos no deban cumplir los requerimientos bíblicos. La Biblia nos da algunos requerimientos básicos que nuestra pareja debe llenar y también nos enseña algunos principios para poder escoger mejor. A continuación algunos de ellos:

1.      Debe de haber un “yugo igual”. En 2Co. 6:4 la Biblia dice “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque  ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” y en Amos 3:3 dice “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?”. En estos pasajes aprendemos la importancia de encontrar un acuerdo total entre la pareja (aunque este mismo principio se puede aplicar a sociedades de negocios. Hablamos de un acuerdo total bajo el entendido de que somos espíritu, alma y cuerpo (1Te. 5:23).

  • Espíritu:  Es importante que estemos en la misma pagina espiritual. Es decir, que nuestras convicciones sobre Dios y lo que Él pide de nosotros sean las mismas. Esto es importante no solo en el sentido de lograr un acuerdo sino también por el hecho de que el que no ha conocido el verdadero amor, no puede dar de él.
  • Alma: Es importante que una pareja vaya caminando hacia la misma dirección. Los sueños y ambiciones, la visión de familia y trabajo y muchas otras cosas semejante deben de ser compatibles.
  • Cuerpo: Aunque no es lo más importante, sí debe de haber una afinidad física. Algunos llaman a esta afinidad “química”. Esto es algo a lo que muchos le ponen demasiada atención, sobre todo cuando consideramos que conforme pasa el tiempo es la característica que se va deteriorando, mientras las otras dos pueden crecer durante toda nuestra vida.

2.      ¿Saca lo mejor de ti? Algo que pasa desapercibido para muchos que están en una relación, aunque no para los que los rodean, es como somos cuando estamos cuan nuestra pareja. Muchos, sin darse cuenta, se convierten en personas celosas, posesivas, enojadas, etc. cuando están con su novio en lugar de convertirse en personas amorosas, felices, etc. Cuando estas con alguien debes preguntarte justamente eso, ¿saca lo mejor o lo peor de mi?. Esto es muy importante ya que un noviazgo problemático no se compone con el matrimonio, es más el matrimonio tiende a acentuar los problemas que ya existían en el noviazgo.

Personalmente creo que no se debe luchar tanto por rescatar un noviazgo. Por esto no estoy diciendo que debes tirar la toalla en el primer problema pero si el noviazgo en general es problemático debes tener la libertad de terminarlo. Recuerda que el noviazgo tiene precisamente esa intención, conocerse y decidir si funciona o no. No te sientas demasiado amarrado si solo se trata de un noviazgo.

 

 

3.      ¿Lo(a) aprueban tus padres y tu pastor? Tendemos a subestimar la experiencia de nuestros padres y el discernimiento de nuestros pastores. No olvidemos el hecho de que de nuestros padres y pastores desean lo mejor para nosotros. Generalmente, aunque hay excepciones, cuando un padre o pastor nos advierte de alguien nos damos cuenta, tarde o temprano, que tenían razón. Lo más importante de esto es cuando recibimos un consejo en amor y no solo por el deseo de control sobre nosotros.

En esta linea me gustaría hacer algunas observaciones que considero importantes. Primero, debes ser muy radical con estos requisitos de entrada, antes de involucrar el corazón. La Biblia nos dice “Engañoso es el corazón más que todas las cosas…” (Jer. 17:9). Es mucho más fácil decir no cuando no hemos involucrado el corazón pero una vez este ya tomó un papel activo es también muy fácil alejarnos de lo que sabemos que debemos hacer.

Segundo, debes tener cuidado con tus palabras durante un noviazgo. El noviazgo no es el lugar para jurarle amor eterno a alguien… eso lo haces en tus votos, a la hora de casarte. El problema con esto es que nuestra boca tiene poder y muchas veces nos atamos a una persona con nuestras palabras. La Biblia nos habla de este poder cuando dice “Te has enlazado con las palabras de tu boca, y has quedado preso en los dichos de tus labios.” (Pro 6:2). Es posible que la razón por la que a algunos les resulta difícil volver a amar después de una relación es precisamente porque, sin darse cuenta, se ataron a un novio pasado.

Tercero, aunque el aspecto físico es importante, no es un área donde debes estar experimentando para ver si hay compatibilidad. Los únicos requisitos bíblicos para que exista una compatibilidad sexual es que uno sea hombre y el otro sea mujer.

Finalmente, si ya te casaste, debes dejar de cuestionarte sobre si es o no el hombre o mujer de tu vida. Si ya estas casada entonces ES el hombre de tu vida. La voluntad perfecta de Dios es que seamos un hombre con una mujer para toda la vida (Mar 10:9 “Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.”). Si tú eres divorciado, por favor no te sientas condenado por esto. Creemos que la misericordia de Dios puede restaurar nuestra vida y llevarnos de la mano por cualquier tormenta que pasemos. Por otro lado, en el tema del divorcio no podemos generalizar así que cada caso debe ser tratado individualmente. Comunícate con nosotros si esto es algo de lo que necesites hablar.
 
 
You are here Recursos Respuestas a preguntas ¿Cómo saber si es el hombre o mujer de mi vida?